Els Joglars
  
esp | cat | eng

Crónicas por lo vagini

RSS
RSS

La ruta sexshopera-Valladolid

17/04/2011 | Comentarios: 3

Mercedes Delás, la regenta del Prada a Tope de Valladolid me pasó la información. Al lado de la Casa de la India y enfrente de la estación de autobuses está la tienda Erótica – Sex shop, anunciada así, sin más palabras metafóricas, ni título evocador. Las letras están  coloreadas de  azul, rosa, amarillo, naranja que le dan al templo erótico un colorido de guardería infantil. Pues también podría ser que con todo ese asunto de la precocidad cada vez más manifiesta, ahí están los corredores de moto que pasan de la baby cook  directamente a dar vueltas a más de trescientos por hora en  Montmeló, los padres dejen a sus vástagos directamente al cuidado de un sex-shopero, para que las hordas infantiles jueguen con todos los artilugios y juguetería del local, transformándolo  en un patio de recreo. De esta manera, bolas chinas, arneses con consolador, bondage  con esposas de peluche de leopardo, antifaces con peluche de tigre, aceites, lubricantes, látigos, vibradores, lencería, aparatos de alargar el pene, aneros y Nexus prostáticos, con la imaginación infantil se transformarían en algo mágico y tierno, y los aparatos eróticos dejarían de tener ese lado oscuro, esa mala fama de vicio y perversión. Los padres modernos se ahorrarían el momento embarazoso de tener que responder a las preguntas de sus hijos sobre el sexo y sus estilos. Sería un acercamiento de esos artilugios a los niños, a los ciudadanos del mañana, del futuro. La policía y el ejército lo hacen. Señalan un día, y ves a los críos alucinados montados en las motos de los polis que luego nos ponen las multas, y otro día los ves sonrientes sobre algún tanque del ejército. Claro, sí lo hace la Chacón, como no lo podrán hacer los críos. Ni ella ni los críos no deben tener ni idea sobre asuntos militares, pero como mínimo los críos seguro que son más indisciplinados y con  más imaginación. Volviendo al tema del templo erótico sito en la calle del Puente Colgante, da la sensación que está perfumado exteriormente con sándalo, fenómeno explicable por tener la Casa de la India de vecina.  En la seca y castellana Valladolid tener un Casa de la India es todo un contraste, una rareza bien hallada, como tener un Leo de Harlem, vamos. El sex shop está muy bien. El sexshopero es amable, y dispuesto a solucionar todos los problemas. Cuando un servidor entró estaba en conversación con una señorita brasileña que le pedía, primero un gel de baño para un ritual acuático en la bañera, y después unas gotas para jalear la erección viril que se pueden echar en la ensalada del cabizbajo. El sex shopero muy amablemente le indicó a la necesitada otra dirección, una tienda erótica más especializada  en estos productos, asegurándole  que todos los ingredientes eran naturales, es decir pura ilusión.                              

Comentarios

Total: 3
3 | MIGUELON - 19/04/2011 - 10:27 h.

QUE BIEN TE LO PASAS, RAMON. UN BESO PARA TODOS Y TODAS.

2 | MERCEDES - 18/04/2011 - 02:33 h.

ME GUSTA QUE DE MI PEQUEÑA INFORMACIÓN SALGA TANTA SUSTANCIA.

1 | Antonio - 17/04/2011 - 17:57 h.

Ja,ja,ja,ja.Le echaba de menos Sr. Fontsere

Este post no admite más comentarios.

Els Joglars | Apartat de Correus 23 | 08570 Torell?(Barcelona) | Tel. 93 883 24 43

www.swisseswatch.com