Els Joglars
  
esp | cat | eng

Crónicas por lo vagini

RSS
RSS

La ruta sexshopea- Boda-

12/06/2013 | Comentarios: 0

En Salamanca entré en la iglesia de Sancti Spiritus. La mañana era diáfana y soleada pero el aire, fresco y revoltoso, hacía que la gente transitara con paso ligero. Dentro del edificio religioso se estaba muy bien.  Primero uno se encuentra con una sala adornada con un techo artesonado y después la sala principal con el altar y el crucifijo, llamado el cristo de los milagros. En aquel momento por los altavoces sonaba una música barroca cuyo instrumento solista era la trompeta, seguramente tocada por  el fallecido Maurice  André. La música triunfalista insuflaba en mi ánimo un aire de celebración, de elevación, de victoria  champions league… Las dos o tres viejecitas que estaban rezando, a pesar de estar arrodilladas en los bancos, me parecieron más dinámicas y yeyes. De repente observé como de la sacristía salía impetuoso el cura, creo suponer, con los brazos al aire imitando dirigir los compases musicales que salían del altavoz con la teatralidad de Ricardo Muti. Acto seguido encendió dos cirios del altar y volviendo a recuperar la imitación de director de orquesta, interrumpido brevemente por una leve genuflexión a su paso por delante el altar,   hizo un mutis magnifico por la puerta de la sacristía. Éste era el ambiente en el interior. La música nos mueve a estados eufóricos, de bien estar, flotantes. Sin química estupefaciente. Quizá algún día se establezca la compra de una papela de oratorio de Telemann esnifada por la oreja. En el exterior de la iglesia se avecinaba una boda. Unas señoras seniors, típicas de mesa petitoria, se felicitaban mutuamente por lo guapas que estaban. Aguantaban con sus manos los tocados y pamelas que llevaban sobre sus complicados peinados. Muchas horas de peluquería había en aquellas cabezas. Sus vestidos eran más bien recargados, y, algunos inevitablemente se decantaban hacia la ornitología amazónica.  Los señores, los más peces gordos iban con jaqué; los demás con el típico traje de boda con los zapatos terminados en punta. Las señoritas iban con vestidos vaporosos con tirantes, de colores azul pálido, beige, rosa. Los bracitos descubiertos con una piel blanca que el aire abrillantaba. Eso me hizo abrochar la chaqueta. La novia llegó con un Rolls royce y tardó un poco salir del habitáculo porque lleva cola. Desde mi posición observe que tenía unos brazos rechonchos, como de bebé rollizo. Sus amigas lanzaron vivas. Una fotógrafa reenganchada con pantalones y pelo corto alzaba la voz contundentemente para que los invitados entraran en el templo de una vez, y dejaran el campo visual libre para hacer unas fotos a la novia. Todo el mundo obedeció a la orden. Quedaron la novia, el padrino y la fotógrafa cuartelaria. Dentro esperaba Ricardo Muti para iniciar la ceremonia. Un día antes había estado haciendo futing en un parque que es el jardín de los jesuitas, me crucé con un grupo de jubilados que venían comentando sus asuntos: < ahora dicen que harán pasar la itv a los edificios. Y es que quieren sangrar al ciudadano!>                 

Comentarios

Total: 0
Este post no admite más comentarios.

Els Joglars | Apartat de Correus 23 | 08570 Torell?(Barcelona) | Tel. 93 883 24 43

www.swisseswatch.com