Els Joglars
  
esp | cat | eng
« Volver

Controversia del toro y el torero

Estrenado el 5 de diciembre 2006 en Casa de América de Madrid.

¿A favor o a la contra? Hace pocas décadas, en las barberías aun formulaban esta pregunta a los clientes. Además del servicio de peinado y afeitado, el barbero se ofrecía a conducir la conversación como sparring o adulador. Posiblemente, se trataba de una derivación casera de las antiguas controversias de los siglos XV al XVIII en las que dos contendientes defendían cada uno pareceres diametralmente opuestos. Las representaciones podían versar sobre temas cotidianos (disputa del agua y el vino) morales (la licitud del teatro) o religiosos (disputa del alma y el cuerpo) y así, bajo este modelo elemental, se originaron infinidad de polémicas entre dos razones enfrentadas.

Como resulta obvio, no hay teatro sin conflicto, y tal como presentamos hoy, el conflicto escénico recurre aquí a su estructura fundamental de protagonista-antagonista. En este sentido, hemos eliminado cualquier otra derivación del argumento que no sea estrictamente la disputa esencial. Nada más que palabra y presencia de los contendientes.

El debate sobre la tauromaquia ocupa un lugar destacado entre las polémicas recurrentes. Lo viene siendo desde hace siglos, no solo entre los países que practican rituales taurinos sino en otros que lo denuncian por el supuesto maltrato animal. Sin embargo, el actual incremento proteccionista sobre los animales, añade ahora mayor virulencia a la tradicional querella.

A pesar de ello, la tauromaquia ha resistido durante siglos los numerosos intentos de eliminación. Ha soportado indemne todos los envites, llegando a consolidarse como un lenguaje artístico de primera magnitud, de tal forma, que hoy sigue siendo la segunda lengua común con América. Nuestras culturas se entrecruzan no solo en el idioma sino en el arte. Un hecho, que por si solo viene a dotar de mayor alcance los vínculos que nos unen. Es precisamente, esta gran familia taurina que se extiende entre los dos continentes, la que ha consolidado la implantación de la tauromaquia.

Pero su futura preservación, depende en igual medida de que los aficionados no renunciemos al debate, y en vez de rechazar radicalmente las razones antitaurinas, también seamos capaces de comprender los motivos contrarios a la fiesta. Solo asumiendo que la existencia del rito taurino está por encima de sus inevitables calamidades, conseguiremos que la sociedad moderna capte la trascendencia de su conservación.

De eso trata esta controversia.

 

Albert Boadella

Albert Boadella
En recuerdo a mi querido amigo
el matador Manolo Vázquez.

 

Els Joglars | Apartat de Correus 23 | 08570 Torell?(Barcelona) | Tel. 93 883 24 43

www.swisseswatch.com